Sheymon revela como concilia el cuidado de su hijo con entrenamientos para el UFC

Sheymon Moraes tiene un tatuaje en la mano en homenaje a su hijo de 2 años – Diego Ribas

¿Cuántas mujeres trabajan duro todos los días y aún necesitan cuidar de sus hijos? Muchas, sobre todo en Brasil, país con índices alarmantes de alienación parental. A causa de esta incomoda tradición brasileña, casos como el de Sheymon Moraes, padre que tiene la guardia y custodia de su hijo, aún llaman la atención — como si la conciliación de la paternidad fuera un problema mayor para los hombres, lo que el propio peso-pluma (66 kg) esta en desacuerdo. En entrevista exclusiva al reportero de la Ag. Fight, el brasileño contó cómo divide su rutina de entrenamientos con los cuidados de su hijo, que vive con él en los Estados Unidos y acostumbra acompañarlo en las visitas diarias a la academia ‘Black House’.

Sheymon vuelve a la acción en la mayor organización de MMA del planeta en el UFC Sacramento, que será realizado el próximo sábado (13), en el estado americano de California (EUA). Confiado en la victoria sobre Andre Fili, el peleador explicó que prefirió quedarse con la guardia y custoria del pequeño Sheydon, de dos años, después de separarse de su ex-mujer Ashley, que también vive en los EUA. Y, a pesar que los cuidados con su hijo dificulten el descanso en el intervalo de los entrenamientos, el brasileño asegura que la decisión fue acertada.

“Él es un buen niño, si comporta genial. Es medio agotador porque yo no paro para descansar. Entrenamiento y ya tengo que llevarlo él para jugar un poquito, tengo que alimentarlo, bañarlo… Y regreso y entrenamiento de nuevo. Pero él es un buen niño, es fácil lidiar con él”, destacó, antes de resaltar que su ex-mujer también lo ayuda con el niño.

“Tengo el día más abierto, una rutina más flexible y puedo darle más atención a él. Y ella (Ashley) tiene que trabajar, tiene otros empleos, entonces le es difícil a ella. (…) Pero todos los fines de semana él está con su madre y ella es una madre muy buena para él, está siempre presente, allá para a ayudarme con él, y tenemos una amistad muy genial”, completó.

Sheymon, de hecho, acostumbra compartir en las redes sociales fotos y vídeos de su hijo a su lado durante los entrenamientos en la academia californiana ‘Black House’. Y, a pesar que es pequeño Sheydon una que otra vez también se coloca los guantes y ya parecer llevarlo de hecho a la pelea, el ‘padre protector’ garantiza: no querer que él siga sus pasos.

“A él le gusta, sí, porque me ve entrenando, sabe dar golpes, sabe dar patadas… Él juguetea con pelear, pero yo no quiero que él peleé no. Él es muy bonito para pelear. (…) Ahora es ganar, para que la situación pueda mejore cada vez más para yo poder darle lo mejor a mi hijo”, proyectó, al comentar sobre su próximo combate en el UFC.

Contra Fili, Sheymon intentará su primera victoria por nocaut en el UFC, ya que sus dos triunfos en la organización fueron por decisión de los jueces. A pesar de esto, él viene de derrota contra Sodiq Yusuff, en marzo. De este modo, si él está en un buen momento en la pelea contra Andre, él destacó que evitará exponerse.

“Yo siempre busco el nocaut, pero llegas a un nivel que lo tienes más difícil para conseguir este nocaut. Mis últimos adversarios fueron muy duros, pero yo busco siempre el nocaut, voy a intentar finalizar con la pelea antes de los tres rounds, pero yo voy allá para ganar. Si yo puedo ganar sin correr riesgos y sin exponerme, yo haré eso. Lo importante es la victoria”, concluyó.

A los 28 años, Sheymon posee un retrospectiva profesional en el MMA de 11 victorias y tres derrotas. Fili, un año mayor, suma 19 triunfos y seis reveses hasta el momento en las artes marciales mixtas.

Deixar uma resposta

Seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios são marcados *