Luchador de la PFL es suspendido por tiempo indefinido tras acusación de agresión

Un caso más de violencia doméstica ha tomado los espacios informativos del MMA esta semana. Josh Copeland fue arrestado el día 2 de febrero tras ser acusado de agredir a su esposa – la información fue dada en primera instancia por el portal web ‘TMZ Sports’. De acuerdo con la página web, que tuvo acceso a los registros policiales, era visible que la víctima había sufrido algún tipo de ataque.

Los agentes usaron términos como: “una obvia herida en el ojo izquierdo de la esposa, un corte y sangre. Había sangre delante de su cara y cuello”. Con la confirmación del incidente, la PFL – liga de MMA que el peso pesado representa – trató de posicionarse cuanto antes.

“La PFL tiene tolerancia cero para asuntos que involucra violencia doméstica. De acuerdo con la política de la empresa, tras su arresto, Josh Copeland fue suspendido por tiempo indefinido”, divulgó la organización, en un comunicado al portal web ‘MMA Fighting’.

El caso se inició con un intercambio de empujones, de acuerdo con la esposa de Copeland. Luego, la pareja admitió que le dio algunas cachetadas en el rostro del luchador que luego golpeó a su mujer en la cara. Las escenas de violencia fueron presenciadas por el hijo de la pareja.

Por lo tanto, además de ser indiciado por lesión corporal y obstrucción a la Justicia, el estadounidense fue también acusado por abuso infantil. La última aparición de Josh en los octágonos fue en la final del ‘GP’ de los pesos pesados ​​de la PFL. En esa ocasión el luchador disputó, y perdió, el título de la categoría y también el premio de 1 millón de dólares contra el brasileño Philipe Lins.

Deixar uma resposta

Seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios são marcados *