¡Lesiones, depresión y terapia china! Sepa el esfuerzo de ‘Hannibal’ para regresar al UFC

En mayo de 2018, Claudio ‘Hannibal’ conquistó su 12ª victoria consecutiva – la tercera en el UFC. Sin embargo, el momento que parecía favorable reservaba sorpresas nada agradables para el atleta. Después del combate contra Nordine Taleb, el brasileño sintió una molestia en la región lumbar, y los dolores automáticamente abrieron una herida que aún no había cicatrizado en el atleta: el historial de innumerables lesiones en su carrera.

Cuatro años antes de este duelo, el wélter (77 kg) pasaba por el período más complicado de su carrera, con lesiones que lo apartaron de los octágonos desde entonces. Por lo tanto, sentir dolores luego en su ‘reestreno’ en el deporte hizo que Hannibal temiera lo peor. En entrevista exclusiva a un equipo de reportero de Ag Fight, el brasileño narró el miedo de pasar nuevamente por los percances que parecían no abandonarlo.

“En realidad, yo lo sentía en la espalda. No podía doblar a mi rodilla, ni doblaba, no me movía bien. Las semanas de dolor, ciertamente me dejaron aterrado de miedo (de estar mucho tiempo apartado de nuevo), pero gracias a Dios no fue nada grave. Desafortunadamente, hoy en día, no hay una tecnología en el mundo de la pelea que prevea lesiones, ojala hubiese. Aún más en un deporte de alto impacto. Pero hoy yo suelo oír más a mi cuerpo, no estoy más en ese negocio de tener que probar algo, procuro entrenar con más inteligencia. Espero que esto prolongue mi carrera. Escuchando mi cuerpo, puedo evitar varias lesiones”, declaró el atleta.

Pero, a pesar del miedo y la incertidumbre, la incomodidad de la región lumbar no fue nada grave, al menos nada que Claudio ya no hubiera enfrentado. La superación de las lesiones en el pie que lo alejaron del MMA durante 2014 y 2018 fueron los mayores obstáculos que el brasileño tuvo que superar. Hannibal, que compite entre los wélter, llegó a pesar más de 100 kg y tener indicios de depresión durante el proceso de recuperación.

“En esa época, yo iba a pelear en Canadá y termine rompiéndome el metatarso del pie, y luego volví a los entrenamientos y me rompí el otro pie. En 2015 me rompí los dos pies, y eso me perjudicó mucho. Porque cuando usted se rompe el pie usted no puede hacer nada, porque nuestro peso recae todo en el pie. Entonces aumente mucho de peso, me sentía muy triste, con un poco de depresión. (…) Fuimos al médico y allí constató que yo no tenía ligamento, tenía varios fragmentos de huesos en el pie, entonces no fue sólo una cirugía, fueron cuatro. (…) En 2017, rompí el tendón de mi bíceps, fui al médico y él dijo: ‘Tiene que hacerte una cirugía’. Y yo le dije: ‘Nadie me va a abrir más, no voy a hacerme la cirugía’. Y entonces el médico dijo: ‘Usted sólo peleará en 2018 entonces, o no va a regresar a pelear más’. Pero no quise hacerlo, busqué otros tipos de tratamiento aquí en Londres. ‘Tui Na’, una terapia china, y fue gracias a esa terapia que regrese a pelear”, recordó Hannibal, antes de revelar cómo superó las lesiones.

“Nunca pensé en parar (de pelear), me sentía muy triste. He llegado a pesar 110 kg. Fue un período muy duro, viniendo de dos victorias en el UFC y de la nada usted se ve en una situación de esta. Sentía que estaba atrapado, desterrado del deporte, tuve que tener mucha fuerza mental. Siempre oía a la gente diciéndome: ‘No pelees más, para con esto’. He escuchado a los médicos decirme que nunca más podría volver a pelear, pero mantuve mi cabeza muy fuerte. Y hoy estoy aquí”, añadió, durante conversación con Ag Fight.

Actualmente, con mayor cautela durante los campamentos de entrenamiento aliada a las terapias para el tratamiento de dolores hicieron que Hannibal se recuperara al 100% de las lesiones. En víspera de realizar su cuarta pelea en el Ultimate contra Danny Roberts en el UFC Londres de este sábado (16), el brasileño ya proyecta convertirse en el nuevo rey entre los wélter de la liga.

“Mi mayor objetivo es ser campeón del UFC en dos años. Es mi gran meta, es para eso que yo me esfuerzo y entreno todos los días. No quiero llegar a ser sólo uno más. Hago esto todo los días, me interesa y trato de mejorar cada día. Es lo que quiero y espero, en dos años ser el campeón de la categoría. Pero para eso tengo que trabajar duro, estar enfocado, disciplina y humildad. Mejorar no sólo como peleador, sino como persona dentro y fuera de los octágonos y en el tatamis”, finalizó el peleador brasileño.

Además de Claudio, Priscila ‘Pedrita’ también entra en acción en la cartelera de Londres para representar los colores de Brasil. La pelea principal de la noche será protagonizada por el atleta de la casa Darren Till, que mide fuerzas contra Jorge Masvidal en busca de una plaza en la cima de la división de los wélters.

Deixar uma resposta

Seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios são marcados *