Dhiego Lima define combate en el UFC 231 como cuestión de “vida o muerte”

Dhiego Lima actuó en el UFC entre los años 2014 y 2015 – Diego Ribas

En la mejor organización de MMA del mundo, el nivel de exigencia es extremo. Por lo tanto, un atleta que acumule secuencia negativa de resultados automáticamente se preocupa por su permanencia en el plantel de luchadores de Ultimate. Ese precisamente es el caso de Dhiego Lima, que encara a Chad Laprise este sábado (8) en Canadá. El brasileño, que viene de tres derrotas seguidas, dos de ellas dentro del UFC, admitió en una entrevista exclusiva al equipo de reportero de Ag Fight que, si pierde nuevamente, será despedido de la empresa comandada por Dana White.

Y el peso-wélter (77 kg) ya vivió una situación similar en 2015, en su primer paso por el UFC. En esa ocasión, Dhiego fue apartado de la liga tras sufrir dos reveses seguidos, incluso escenario que vive actualmente. Por lo tanto, dada las circunstancias, todo cuidado es necesario para el brasileño, que busca seguir con vida en el Ultimate en la cartelera número 231.

“El sábado para mí es vida o muerte, tengo que salvar mi contrato. Si pierdo el sábado, no tengo más contrato, y quiero mucho quedarme en el UFC, así que voy a ganar esta pelea de todos modos. Tengo que salvar mi contrato con esta pelea, y estoy preparado, no tengo presión, no. Cuando estás en el UFC, no tienes eso, la presión ya está allí. Entonces no tienes presión adicional, es siempre la misma presión, por pelear en el UFC, pero estoy preparado para todo. Estoy alegre, en la forma que siempre soy, entonces nada va a cambiar, voy allá, hacer mi trabajo de la misma forma y salir de la paliza, que es lo que me gusta hacer”, admitió Lima.

“No, no es la última pelea de mi contrato, pero usted perdiendo tres [peleas] directo en el UFC ellos te sacan de todos modos, ¿sabes? Generalmente dos derrotas seguidas ya te sacan, tres entonces ni hablar”, completo.

Y lo curioso es que si analizamos los números de Dhiego en el UFC y en otras organizaciones, parece que se tratase de dos atletas diferentes por tamaña discrepancia en los resultados. En el Ultimate, el brasileño suma cinco derrotas y sólo una victoria. En otras ligas, el peso-wélter lleva un histórico de 11 triunfos y apenas dos reveses. El propio luchador no puede explicar el desempeño por debajo de lo esperado en la mejor organización de MMA del planeta.

“Yo no sé [porque no puedo ganar en el UFC], sólo Dios lo sabe [risas]. En Algunas peleas luché lesionado, otras sé, perdí por mí mismo. Eso es una parte de mi historia que no entiendo, ni quiero entender.En todas las peleas me preparo, pero creo mucho en la hora de Dios. Dios está al control y yo lo dejo cuidarme. No me fue bien todavía [en el UFC] pero sólo estoy con el ojo puesto en el futuro, porque si voy a mirar mi pasado en el UFC [risas] terminó quedando abajo. Entonces no lo miro, lo tomo como experiencia. Continuo alegre de la misma forma, creo que llegó mi hora, vamos, me siento muy bien. Pasado es pasado, no me gusta ni mirarlo, estoy con el ojo puesto en el futuro. Y en el UFC no hay manera, si usted gana tres/cuatro peleas seguidas, ‘boom’, su nombre ya está allí en el top. Estoy enfocado en ganar a Chad, un tipo bueno que ya me pone allí, que si yo ganó otra luego ya estoy … ‘viviré’, al final del año que viene hablaremos del cinturón”, declaró, en conversación de buen humor con el equipo de Ag Fight.

Sin embargo, a pesar del mal histórico dentro del Ultimate, Dhiego asegura que está en el mejor momento de su vida. De acuerdo con el atleta de American Top Team, su campamento de preparación fue esencial para que él evolucionara en todas las áreas del juego. Y para el brasileño, el combate contra Laprise es la oportunidad perfecta para demostrar su progreso en la práctica.

“He mejorado mucho [desde 2015] en todas partes, soy un tipo que siempre estoy entrenando. Mi hermano peleó ahora, estoy siempre ayudándolo. Nuestro equipo se ayuda, entonces estoy siempre entrenando. Siempre intentando evolucionar mi juego, fui a la American Top Team, en la Florida, entrené un poquito allí también, siempre añadiendo más armas. Ustedes van a ver a un luchador muy completo esta vez. Lucha libre, intercambio, suelo, todo. He mejorado mucho en todas partes, estoy en la mejor forma de mi vida, soy un luchador completo ahora. Ustedes van a verlo el sábado, van a quedarse: ‘Por dios, este hombre está dificil eh’. Esta pelea es una gran oportunidad para mostrar mi juego completo, así que no veo la hora”, proyectó el brasileño de 29 años.

La pelea de Dhiego integrará la cartelera preliminar del show en Toronto. El evento de este sábado aún cuenta con dos disputas de cinturón como atracciones principales. En el combate estelar de la noche, Brian Ortega y Max Holloway se enfrentan por el reinado del peso-pluma ​​(66 kg). El co-evento estelar de la cartelera 231 estará encabezado por Valentina Shevchenko y Joanna Jedrzejczyk, que disputan el título vacante de las peso-moscas (57 kg).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.