De vuelta a UFC, veterano explica motivo de breve retiro: “Estafa de peleas”

Después de vencer a Marcos ‘Pezao’ en febrero pasado, Stefan Struve anunció su retiro de MMA. Pero, como es habitual entre los combatientes, el holandés revocó la decisión. En agosto, el peso pesado de 31 años cerró una pelea contra Ben Rothwell el 7 de diciembre. En una entrevista con el sitio ‘MMA Fighting’, reveló las razones que lo hicieron regresar al octágono, atribuyendo a una ‘estafa’ la breve interrupción de su carrera.

A pesar de ser un atleta relativamente nuevo en la categoría que tiene peleadores mayores de 40 años, Struve es un veterano del deporte. Tiene 40 peleas profesionales y llegó a Ultimate hace diez años. Después de 22 peleas en el octágono, sin siquiera competir por un título o al menos rondarlo, el holandés percibió que ya no tenía la misma motivación del pasado. Entonces, cuando se retiró, vivió unos meses de absoluta tranquilidad.

“Simplemente necesitaba algo de tiempo para relajarme y alejarme de las peleas y todo. Tuve dificultades con tres derrotas y antes de eso tuve una cirugía de hombro. Peleé varias veces con lesiones, como costillas rotas. En una de las mis peleas, durante la semana del evento, me volé mis costillas, así que viajé mucho e invertí mucho en mi carrera para ser lo mejor que pude en la jaula, pero si tienes mala suerte, (lesiones, pérdidas y todo), te esfuerzas mucho, pero no conquistas lo que deseas. Así que fue muy frustrante”, declaró.

Fue exactamente esta frustración lo que minó la voluntad de Struve. Pero, de acuerdo con el experimentado peso pesado, el parón de la carrera también creó otra molestia: el anhelo de lo que le hizo ganarse la vida hasta el día de hoy.

“Mirando hacia atrás, creo que estaba agotado por todos esos años esforzándome mucho y no obteniendo los resultados, y yendo, yendo, yendo… Todo condujo a eso. Me costó mucho pelear. Tomé mi tiempo libre, trabajé en mi casa y pasé mucho tiempo con mi familia, descansando y relajándome. Simplemente haciendo lo que quería. Y después de un tiempo, me fui molestando con eso”, contó, revelando cómo despertó nuevamente el deseo de volver al octágono.

“Volví a entrenar sin el objetivo de pelear. Siempre disfruté entrenar, pero extrañaba la sensación que me hace hacer ese kilómetro extra en el entrenamiento. Me despertaba por la noche pensando en pelear de nuevo y eso es lo que me preguntaría: ‘¿Estás seguro de que quieres salir de esto?’ Estoy feliz de haber tomado esta decisión. Me siento bien, muy relajado y con una mente clara”, agregó.

Struve comentó además sobre la supuesta incredulidad pública del MMA en su regreso. Para el holandés, la reacción de los fanáticos importa poco en este momento, ya que la mayoría de los fanáticos serían volubles en sus opiniones.

“Las cosas pueden cambiar muy rápido. Después de una victoria, la gente dice: ‘Eres el mejor’ y quiere verme enfrentar a Stipe Miocic nuevamente. Y después de una derrota, ‘Oh, él es el peor peso pesado en la historia’ y bla, bla, bla, bla. Así que realmente no me importa. No me pagan por leer este tipo de comentario. Así que entrenaré, estaré en la mejor forma posible y ganaré la pelea. Para eso vivo”, cerró.

Deixar uma resposta

Seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios são marcados *