Cerrone revela que exámenes no diagnosticaron fractura en su cara

Donald Cerrone le fue impedido continuar la pelea contra Tony Ferguson, el pasado sábado (8), durante el descanso del segundo para el tercer round. El motivo era claro tanto para quien estaba en el United Center, en Chicago, como para quien veía el UFC 238 por TV: el ojo derecho de ‘Cowboy’ estaba tan hinchado que tapaba su visión. Y aunque pareciera nítido que el hueso orbital se había roto, sorprendentemente esto no sucedió.

Según informó Cerrone por intermedio de su perfil en Instagram, la inflamación fue sólo derivada del aire que entró por la cavidad nasal cuando él se sopló la nariz durante el intervalo de los asaltos. De acuerdo con el peso ligero (70 kg), no hubo ninguna fractura en su cara.

“Estoy bien de salud. Gracias por todos los mensajes y la preocupación. Sólo tenía aire en mi ojo. Ningún hueso roto o agrietado. Ni el hueso orbital. Es sentarse y esperar por la revancha o por una próxima pelea”, escribió (vea abajo o haga clic aquí).

La actitud de soplarse la nariz, común en quien empieza a sentir sangre saliendo por las narinas, fue lamentada por el propio Donald durante la entrevista post-pelea. Él declaró que, por ser de la “vieja guardia” y saber de los efectos de aquella acción, jamás podría haber arriesgado colocar sangre hacia fuera.

La derrota contra Ferguson interrumpió una racha de tres victorias de Cerrone. Dos de ellas fueron en el peso ligero, categoría a la que regresó después de casi tres años entre los wélter (77 kg) de Ultimate. Uno de los principales veteranos de la actualidad, ‘Cowboy’ tiene 36 triunfos, 12 reveses y una pelea sin resultado en su cartel profesional.

Deixar uma resposta

Seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios são marcados *